Koujou no tsuki (荒城の月)

Últimamente me da la impresión de que estoy más tiempo en el gimnasio general de la universidad que en mi facultad. Un día me bromearon preguntándome si es que me iba a graduar de Educación Física. La verdad es que el ejercicio siempre me ha gustado y creo que es en lo único que puedo perseverar sin sentir que me estoy torturando. Dibujar, lo cual se supone que es mi segunda naturaleza, me supone uno de los sufrimientos más perturbadores en este tiempo. Obviamente que para el deporte no tengo ningún talento y sólo lo hago por disfrute y vanidad.
En este decadente gimnasio (el cual me hace recordar siempre de que estoy en una institución pública, gracias a sus máquinas despintadas y viejas) no van muchos extranjeros, como es de esperarse, pero tampoco es que no aparezcan en lo absoluto. De cuando en cuando alguno va a aprovechar la gratuidad de aquellas máquinas desvencijadas, o hay otros que se someten a estoicas auto sesiones de yoga o algún arte marcial de dudosa definición. Dependiendo del día se llena de miembros del club de béisbol, los cuales tienen la cabeza rapada y parecen hechos todos con el mismo molde, o también puede aparecer la delegación del club de danza que se empeña en bailar los peores hits del j-pop actual que puede existir. A veces también hay corredores que con su esbelta figura hacen que me ponga azul de la envidia o pueden aparecer macizas mujeres judoka que sin hablar entre ellas, se concentran con semblante espartano en ayudarse a ejercitar. Todos ellos son un paisaje interesante de observar de reojo mientras subo escaleras ficticias en una máquina que se debió haber hecho poco antes de que yo naciera. Ninguno de ellos me presta mucha atención y por eso el gimnasio es uno de los pocos lugares en donde no siento tanta incomodidad. Creo que el color de mi pelo y mi expresión de pocos amigos ayuda mucho.

Cuando fui al gimnasio esta vez estaba más o menos vacío, pero noté una música que era bastante más agradable que las canciones de Hey Say Jump. Al parecer era una suerte de música tradicional japonesa. Luego veo que hay un par de personas bailando con abanicos. Al subirme a la bicicleta estática tengo una mejor vista y me doy cuenta de que eran un par de extranjeros, probablemente europeos o norteamericanos. Me llaman un poco la atención y los sigo con la mirada prudentemente. Estaban ensayando algún baile tradicional. Había otra figura que los supervisaba, una joven también extranjera. Poco tiempo después entró parte del grupo de danza ataviado con gorras y pantalones anchos y miraron a los extranjeros con un poco de resguardo. Me pareció gracioso. Los chicos japoneses empeñados en bailar rap y los extranjeros con sus abanicos. Ninguno de los dos grupos lo hacía bien, la verdad.

En ese momento me acordé que cuando estaba estudiando japonés hace cuatro años, en Tokyo, me uní a un grupo de shakuhachi por un tiempo. No era un club propiamente tal si no una agrupación destinada a que los extranjeros se relacionaran con la cultura japonesa. No era tan aburrido como las clases de caligrafía también para extranjeros-que estaban llenas de chicos que seguramente iban a estar tres meses en el país pero que me miraban en menos por hacer el kanji de uno más grácil que yo (mi caligrafía es horrenda en japonés o español, qué puedo hacer). En shakuhachi la mayoría eran también estudiantes de intercambio. Lo que más me gustaba de aquel lugar era el instructor, un anciano que tocaba aquel instrumento con una dulzura sorprendente y nunca nos miró de soslayo. A pesar de sus esfuerzos, eso sí, la mayoría aprendía bastante lento. Él sabía que en mi país habían quenas y esperaba que soplase sin mayores dificultades (porque todos los sudamericanos tocamos quena, claro), pero me demoré un par de clases en dejar de soplar al vacío. Pasé varias tardes en más o menos buena compañía, hasta que nos avisaron que en cierto evento de la universidad iba a haber una presentación del grupo. Yo al instante me negué, pues tocaba bastante mal, al igual que la mayoría. Pero nos insistieron. Tocaríamos Koujou no Tsuki, una canción tradicional que hablaba de un castillo en ruinas. Muy romántico todo, pero después de ir de mala gana a varios ensayos, desaparecí misteriosamente. No quería hacer el ridículo. Me sentí como cuando me pusieron un disfraz de pollo hecho de cartón para bailar en un acto de kinder. Pero los otros estudiantes de intercambio se lo tomaron bastante en serio. El día de la presentación los escuché de lejos y llámenme cruel, pero me alegré de no estar ahí.

Los jóvenes que bailaban con los abanicos se quedaron después de que yo terminara de quemar cuatrocientas calorías y se deslizaban por el suelo con el rostro solemne. Daban la impresión de ser autodidactas, aunque no me producía mucha admiración el hecho. No dudo que les gustase lo que estaban haciendo. Cuando tenía quince años a mí también me gustaba y le pedí a mi mamá que me fabricara un hakama y bailé también con un abanico, frente a todo el colegio. En ese tiempo me creía una persona versada en budismo Zen, pero creo que es el hikikomori de ahora que vive con su gata quien es más capaz de entender las cuatro verdades nobles porque lo único certero en estos años ha sido de hecho, el sufrimiento. Pero tampoco pretendo dejar de desear y ponerme bajo una cascada de agua helada para que me den el certificado que acredite mi iluminación.

Anuncios

11 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Jael
    May 11, 2010 @ 02:45:50

    Hola!

    No se si envié un mensaje ante, lo habia intentado pero no aparece…
    espero que este funcione.

    Me gustaria contactarte, encontré este Blog buscando informacion sobre profesores de Nihonga en Japón. Soy Jael, estudio Arte en Viña del Mar.
    Quiero ir a estudiar Nihonga a Japón y leer este blog, es casi como mirarme al espejo jajaja
    sé que no debes tener mucho tiempo, pero si tan sólo pudieses responder un par de preguntas sobre tu experiencia estaria demasiado agradecida.

    te dejo mi email personal y una pagina con algunos de mis trabajos, me gustaria ver los tuyos!

    mucho ánimo y éxito en tus proyectos!
    sinceramente

    -Jael

    Responder

    • azuma
      May 16, 2010 @ 08:31:23

      Hola, gracias por leer y comentar. Si es que no te incomoda, ¿podrías poner tus dudas aquí, de modo que otras personas con preguntas similares también puedan verlo?
      Como respuesta general te voy a decir algo bien desinspirador y bien sincero (pero “en buena”): no vale mucho la pena el esfuerzo si vienes a pregrado. Si te vienes por una beca de Monbusho es probable que tengas dificultades para que te dejen (a mí casi no me dejaron entrar), segundo, en Japón la educación se trata de pasar el examen de admisión, pero en sí no vas a aprender nada. Yo lo que he aprendido ha sido por mi cuenta y a veces me parece que la wikipedia o los libros me han enseñado más. Por último, suele suceder que el sistema de enseñar arte acá es más o menos arcaico en comparación a occidente. Viendo tus trabajos no me parece que tengas mal nivel, pero aquí son muy rígidos (se la pasan dibujando estatuas). Tampoco toman muy en serio que uno tenga en sus temas de dibujo cosas japonesas y aún menos manga (experiencia propia).
      Yo te diría que, si te interesa muuucho el tema, busca maneras de venir a hacerte un postgrado. El ambiente es mucho más “universitario” al modo como nosotros lo conocemos, aunque tampoco te garantiza que vayas a aprender más, pero pienso que es mejor graduarte en tu país y venir a experimentar acá, que empezar desde cero.

      Responder

  2. Seba
    May 18, 2010 @ 20:02:59

    y quemaremos Tokyo °-°

    Responder

  3. yinter
    May 19, 2010 @ 05:29:19

    sorpresa!
    independiente de la conversación de arriba; creo que mientras más te leo, más me gusta tu estilo “frívolo y despiadado” (sin desmerecer, claro).
    obviamente no es el texto del ente casi invisible que venía a mi casa (por la familiaridad de encontrarte allí, además de lo piola), pero me agrada bastante (mis escritos tampoco son de la bolita risueña que tu conociste); pienso que talvez fue un regalo descubrir la poca filantripía que tiene el mundo de la forma en que tu la encontraste, me gusta saber que aún pudes reite de “la gente”, eso me dice más que la noztalgica forma de textualizar que haz adoptado jajaja

    ok, me despido, y nos estamos leyendo
    tq, un abrazo.

    ah!, al chico de viña le diría que lo piense bien

    Responder

    • azuma
      Jun 12, 2010 @ 23:26:20

      Querido Terio, gracias por comentar. Ni tú eres esa bolita ni yo esa sombra piola, es verdad, jeje. Ahora estamos en una mejor versión.
      Yo también pienso que esto ha sido un privilegio. Si hubiese conocido en un período corto de tiempo el Japón feliz de los otakus, hubiese sido como recibir una versión pirata del producto 😉

      Sigue escribiendo tú también!

      Responder

  4. Jael
    May 25, 2010 @ 00:51:44

    Hola!! gracias por responder!!
    Creo que no expliqué bien que quiero ir por un Postgrado a Japon a traves de la Monbu, jeje. A mi me parece que si son bastante rigidos los japoneses y me imagino que el mundo del arte (sobretodo Nihonga) es mucho más hermético sobretodo para con nosotros, los extranjeros. Sin embargo no creo que aprenda más en un simple libro o wikipedia, ya que la experiencia de estar en japon debe ser invaluable, sobretodo para un chileno. Al menos para mi, seria LA oportunidad de vida.
    Lamento mucho que haya sido tan mala la experiencia general para ti, pero te envio todo el animo y exito del mundo.

    Respecto a las preguntas que queria hacerte… según lo que me contaste, me parece que estas estudiando un pregrado en Nihonga?? sólo he oido quejas y estrés sobre el proceso que es muy exigente, pero el postgrado no lo es taaanto. me gustaria saber si lo lograste a traves de la monbu y en qué universidad estas?? yo basé mi proyecto de investigacion entorno a Kyoto, y como en la Universidad me especialicé en pintura, decidí que Nihonga seria un buen tema de investigacion porque quiero estudiar el arte y la cultura tradicional japonesa.

    También me gustaria saber tu experiencia con el professor de Nihonga, por lo que me imagino, no debe ser nada simpatico ni siquiera interesado en enseñarle a una extranjera, y puede ser que la mayoria de los profes de arte en japon sean asi, y hasta lo respeto…deben cuidar sus tradiciones.

    tienes un portafolio, flickr o galeria con algunos de tus trabajos?? me encantaria verlos ^-^

    nos leemos!
    -Jael

    Responder

    • azuma
      Jun 12, 2010 @ 23:22:38

      Disculpa la respuesta tardía. Sí, estoy en pregrado, en Tsukuba, vía monbusho. Es verdad que el proceso de admisión es bastante menos exigente en postgrado. En pregrado, después de que vine yo, se puso el doble de exigente.
      No sé cómo será para Kyoto-no estaba entre las opciones a las que podía aplicar un estudiante de monbusho en mi época, al menos. No recomiendo el lugar en donde estoy (esta universidad es particularmente hostil con los extranjeros). Lo ideal sería que fueras a la universidad de artes de Tokyo. Pero sé de personas que están ahí y que se quejan de que no les enseñan nada.
      Como experiencia, claro que puede ser interesante y mientras menos años mejor.
      Los profesores lo tratan a uno como si fuera un preescolar y dan por sentado que uno no es capaz de hacer algo sin dejar que uno intente. No comparto con eso de proteger la tradición, porque no veo ninguna. Nihonga se escuchará tradicional en el nombre, pero en verdad se trata de la versión occidentalizada del arte japonés; algunos de mis propios compañeros de clase (japoneses) se decepcionan y dicen que no sienten que están haciendo algo tradicional, si no que están pintando cuadros normales con materiales diferentes. La imagen de por ejemplo, ser el discípulo del taller de un sensei tipo Yokoyama Taikan, está bastante alejada de la realidad.
      Sin embargo, si quieres venir a Japón más allá de que académicamente aprendas o no, venir con beca es una buena vía.

      De por cierto, en estos momentos mi galería está cerrada, pero eventualmente la pondré en mi perfil cuando la suba de nuevo.
      Saludos~

      Responder

  5. Jael
    Jun 27, 2010 @ 03:44:04

    hace cuàntos años que estas en Japon?
    me gustaria saber por qu’e decidiste estudiar Nihonga en un principio.
    tus narraciones suenas demasiado angustiosas y tristes, pero no creo que sea tan asi; tal vez te fuiste demasiado joven y sin saber mucho sobre los japos…o tal vez solo te toco un ambiente pesado…
    lo que yo daria por estar haciendo lo que haces!!!
    lo que fuera!!

    la proxima semana sabre la respuesta de Monbusho y me irè a la Universidad de Arte Kyoto Saga, me ha contactado un profesor demasiado amoroso y preocupado, todo se ha dado muy bien.

    Espero poder ver algunas imagenes de tu estadia en japon o quiza tus obras en Nihonga!

    animo con tus proyectos!!
    estamos en contacto
    – Jael

    Responder

  6. Jael
    Jul 05, 2010 @ 01:55:29

    http://www.geijutsu.tsukuba.ac.jp/english/school/art/nihonga

    Todos estos profesores te hacen clases?
    pregunto porque mi intencion era contactar a alguno de ellos por email, pero no muestran su correo, asi que mejor no. xD

    Recomendarias esta escuela de Nihonga?

    Responder

    • azuma
      Jul 13, 2010 @ 20:40:29

      Respondo a tus preguntas: hace cinco años que estoy en Japón. La experiencia varía mucho dependiendo de la ciudad en que estés y en la universidad en la que te metas. Kyoto es una ciudad preciosa y seguramente será más estimulante que el lugar en el que vivo, pero no subestimes las dificultades. Entiendo tu amor por Japón porque yo tambien lo comparto en cierta medida, pero juzgar a ojos vendados sólamente te traerá desilusiones. De todas formas espero que quedes en lo que tú quieras hacer, y si es en una ciudad como ésa mucho mejor.
      Del link que me diste, sí, algunos de esos profesores me hacen clases. No recomiendo la facultad de arte de esta universidad en lo absoluto. El trato a los extranjeros en general es bastante malo y tampoco recomiendo la ciudad como lugar para vivir.
      Suerte con tus cosas, cualquier otra cosa en la que te pueda ayudar, intentaré contestarla.

      Responder

      • Amairani
        Nov 16, 2010 @ 20:30:22

        perdón por estar de metiche xD …
        ya había oido que en unas partes de japon son muy hostiles con los extranjeros y que como dicen a cada quien le va diferente en la feria xD o algo asi va esa frase o_o
        te quería hacer una pregunta mas o menos centrada al nihonga, tu anteriormente habías tenido contacto con algo relacionado con la pintura? yo sigo en debate en si estudiar artes visuales, que aunque no sea lo msimo que el nihonga creo que tu opinión me sería muy valiosa 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: